Un préstamo es una operación financiera mediante la cual una figura que actúa como prestamista cede, a cambio del pago de intereses y por tiempo determinado, un monto fijo de dinero a otra parte denominada prestatario.

Es un método de financiamiento se establece a través de un contrato y ambas partes de la operación pueden ser personas físicas o jurídicas.

La diferencia entre un préstamo y un crédito se puede resumir de la manera siguiente: El primero consiste en una entrega de un monto fijo de dinero por el prestamista al comienzo, la que el prestatario deberá devolver junto con los intereses establecidos en un momento o plazo determinado. En consecuencia, este tipo de operación tiene una duración determinada de antemano. Los intereses se calcularán y pagarán sobre la cantidad total del dinero prestado.

El crédito, a su vez, representa una cantidad de dinero puesta  a disposición por una entidad y que tiene un límite establecido. En este tipo de operación, no se entrega al cliente la cantidad total de dinero al comienzo, sino que podrá disponer del dinero mediante el uso de una cuenta o tarjeta de crédito en cualquier momento y según sus propias necesidades. Es decir, la entidad prestataria le entregará montos parciales en el momento en que el cliente lo requiera, que según el caso, pueden ser la cantidad entera del monto establecido, solo partes o nada. El cliente pagará solamente los intereses por las cantidades que haya utilizado, sin embargo, también se cobrará una comisión por el saldo que no se utilizó.

Elementos de un préstamo

Además de contar con una figura que presta (prestamista) y otra que recibe el dinero (prestatario), un préstamo debe contener los siguientes elementos:

  • Capital principal: representa el monto fijo de dinero que el prestamista dispone al prestatario.
  • Interés: monto adicional al préstamo que recibe el prestamista por realizar la operación. Es un recargo aplicado en porcentaje por acceder a ese activo.
  • Cuota: cantidad de pagos mediante el cual el prestatario devuelve el dinero solicitado al prestamista.
  • Plazo: período que tiene el prestatario para devolver el dinero en su totalidad, junto con los intereses.

Tipos de préstamo

Existen 4 tipos diferentes:

  • Préstamos al Consumo: se utilizan para financiar la compra de bienes de consumo de alta duración, como los automóviles, electrodomésticos, muebles, etc.
  • Préstamos Personales: son los más comunes, ya que las personas recurren a esta operación cuando tienen un gasto específico en un momento dado. Generalmente se emplea para bienes intangibles o servicios como puede ser un viaje, una boda o celebración, etc.
  • Préstamos de Estudios: las instituciones financieras otorgan este tipo de préstamos a los estudiantes y adaptan las condiciones a sus necesidades. Es por ello que las tasas de interés suelen ser un poco más bajas que para el resto del público.

Generalmente se emplean para financiar matrículas en estudios universitarios, programas de intercambio en el extranjero, realización de diplomados, masters, etc.

  • Préstamos Hipotecarios: en este tipo de préstamo, además de establecer un compromiso mediante un contrato, se ofrece una garantía real de pago que consiste en hipotecar un inmueble. De este modo, si una persona fuera incapaz de devolver el dinero prestado, el prestamista pasaría a ser dueño del activo dispuesto en la garantía.

Preguntas similares:

Tus configuraciones para los cookies de esta página web:

Selecciona cuál de los siguientes cookies la página web puede usar. Puedes cambiar los ajustes de nuevo en cualquier momento a través de nuestra política de privacidad.

Cambia tus preferencias de cookies con el control deslizante:
Necesario
Necesario
Estadísticas
Estadísticas
Confort
Confort
Targeting
Targeting
Top