20. Jun 2019 | Emprendimiento

¿Cómo darse de alta como autónomo en España?

Darse de alta como autónomo no siempre es un trámite fácil de hacer, sobre todo cuando se realiza por primera vez. A veces podemos tener dudas en cuanto a si la información que conseguimos está actualizada o es veraz. Nuestro propósito esta vez es ofrecerte una guía en donde puedas aprender todo lo que necesitas saber para registrarte como autónomo en España en 2019.

  1. ¿Qué es un autónomo?
  2. ¿Cómo hacerse autónomo?
  3. Tipos de autónomos
  4. Perfil del autónomo en España
  5. ¿Cuánto cuesta ser autónomo?
  6. Obligaciones fiscales de los autónomos
Para hacerse autónomo, debes darte de alta en diferentes administraciones, tal como Hacienda y el Ayuntamiento Local.
Existen diferentes formas de autónomos, entre ellos, los trabajadores autónomos, los freelance o los empresarios autónomos. Para hacerse autónomo, debes darte de alta en diferentes administraciones, tal como Hacienda y el Ayuntamiento Local.

¿Qué es un autónomo?

Lo primero que tienes que saber es qué significa ser autónomo. Para la Agencia Tributaria en España, ser autónomo significa trabajar por cuenta propia. Esto implica estar dado de alta en el censo de empresarios de Hacienda, registrarse para pagar el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y facturar a tu nombre por bienes y servicios que proveas.

En otras palabras, el autónomo realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica con fines de lucro sin un contrato de trabajo. Recibe remuneraciones de otras personas aunque no sea titular de una compañía familiar o individual.

Trabajar por cuenta propia significa que además de cumplir el rol de trabajador, también serás tu propio jefe. Deberás pertenecer a algún régimen de la Seguridad Social y darte de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

¿Cómo hacerse autónomo?

A continuación te mostraremos los procedimientos administrativos y fiscales que debes seguir para darte de alta como autónomo. Lo puedes realizar de forma sencilla y rápida a través de los siguientes pasos:

1.     Darte de alta en Hacienda y Seguridad Social

Esto debes hacerlo antes de iniciar tu actividad como trabajador por cuenta propia. El no seguir estos pasos como se debe pueden hacer que pierdas el beneficio de recibir la tarifa plana de 60 euros al iniciar tu actividad como autónomo.

Tramitar el alta en Hacienda es muy fácil y lo puedes hacer utilizando el modelo 037 que es mucho más simple que el modelo 036 y tiene el mismo fin. El alta en Seguridad Social en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) lo puedes hacer a través del modelo TA.521. Para ambas formas deberás completar información como:

  • Datos personales
  • Inicio de actividad
  • Base de Cotización
  • Coberturas a elegir

Ten en cuenta que ambas solicitudes deben ser presentadas antes de que inicies tu actividad como autónomo. Por ejemplo, si vas a iniciar un 8 de agosto de 2019, deberás presentar primero el modelo en Hacienda y luego el de la Seguridad Social antes de esa fecha, pero en las formas debes escribir que iniciarás el 8-08-2019.

2.     Darte de Alta en el Ayuntamiento Local

Si contarás con un establecimiento mercantil, debes obtener la Licencia de Apertura en el Ayuntamiento donde tengas tu local comercial. Si éste necesitara de algunas obras o reformas entonces requerirás también una Licencia de Obras.

3.     Darte de Alta en la Comunidad Autónoma

Debes comunicar a la Autoridad Laboral todo lo referente a la apertura, instalación, traslado o ampliación de lo que será tu lugar de trabajo. Esto lo puedes hacer en la Consejería de Trabajo o Empleo de la Comunidad Autónoma.

Para darte de alta en cualquiera de estos centros deberás presentar la siguiente documentación:

  • Original y fotocopia de tu N.I
  • Original y fotocopia de tu tarjeta de Seguridad Social
  • Si eres extranjero y no posees D.N.I, debes presentar el NIE comunitario o NIE no comunitario, junto con tu permiso de residencia y de trabajo por cuenta propia.

4.     Trámite telemático 

También puedes darte de alta como autónomo por internet, ingresando al sitio web de Puntos de Atención al Emprendedor (PAE) y registrándote de manera electrónica para obtener certificados digitales de cada sede. Es totalmente gratuito y te ahorrará mucho tiempo al poder hacer todos los trámites mediante el Documento Único Electrónico (DUE).

Tipos de autónomos

No todos los autónomos son iguales, entre la comunidad existe bastante heterogeneidad de acuerdo a la actividad profesional que desempeñan y la manera en la que lo hacen. Todos los autónomos siguen las mismas reglas y cotizan en el mismo Régimen de Seguridad Social, pero se diferencian en cuanto a ciertos aspectos fiscales y económicos.

Existen 6 diferentes tipos de autónomos de acuerdo a su actividad económica:

1. Trabajadores Autónomos

Representan la forma más común de la figura de autónomo, ya que son aquellas personas que poseen un local propio y lo gestionan a su nombre. Pueden tener o no a trabajadores contratados y suelen cotizar por actividades empresariales en módulos. Entre los ejemplos más comunes tenemos:

  • Taxistas
  • Transportistas
  • Comerciantes
  • Constructores
  • Artistas y Deportistas

2. Profesionales Autónomos y Freelance

Los profesionales autónomos suelen estar colegiados y puede que no coticen directamente a través del régimen de autónomos sino a través de las mutualidades de sus Colegios Profesionales. Entre ellos podemos mencionar a los médicos, abogados, arquitectos, arquitectos, ingenieros, economistas o agentes comerciales.

Los profesionales autónomos que no poseen colegiatura son generalmente diseñadores, traductores, programadores, publicistas, aseguradores, maquilladores, pintores etc. Para ambos casos es posible que el trabajador tenga un establecimiento pero también que trabaje desde casa cotizando el IRPF en la modalidad de estimación directa simplificada.

3. Empresarios Autónomos y Societarios

Se refiere a aquellos autónomos cuyo negocio ha alcanzado un tamaño considerable y tienen varios empleados a su cargo. Al llegar a este punto forman una sociedad para minimizar el pago de impuestos. Son autónomos societarios porque su responsabilidad frente a deudas pasa a ser limitada. Generalmente son administradores de estos negocios, lo que los obliga a ser autónomos.

¿Cuándo un socio debe cotizar como autónomo?

  • Si el capital que aporta representa un tercio del capital social, ejerciendo además un control sobre la sociedad.
  • Si aporta la cuarta parte del capital social y desempeña funciones de gerencia.
  • Si dispuso la mitad del capital, siendo la sociedad propiedad de familiares directos hasta el segundo grado de consanguinidad.

4. Trabajadores Autónomos Económicamente Dependientes

Si el 75% de tus ingresos como autónomo provienen de un solo cliente, no puedes tener empleados a tu cargo. Pasarías a ser un Trabajador Autónomo Económicamente Dependiente.

5. Autónomos Agrarios

Existe un Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Propia Agrarios (SETA) que les permite cotizar para la Seguridad Social. El monto es generalmente más bajo de lo que tiene que pagar un trabajador autónomo regular.

6. Otro tipo de Autónomos

  • Colaboradores: se refiere al cónyuge y los familiares del autónomo hasta el segundo grado de consanguinidad que participen en el negocio.
  • Socios trabajadores de cooperativas de trabajo que decidan voluntariamente cotizar en el régimen de autónomos.
  • Socios de comunidad de bienes y sociedades civiles no regulares.
  • Socios industriales o que aporten trabajo en sociedades colectivas regulares y comanditarias.
[xyz-ihs snippet=»Flexible-Buchhaltung-ES»]

Perfil del autónomo en España

De acuerdo a la Unión de Autónomos (UATAE) el año 2018 cerró con una media de afiliación al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) de 3.254.663 autónomos para 2018. Está ha sido la cifra más alta en los últimos 10 años para el país.

Los autónomos extranjeros representan a más de uno de cada dos nuevos emprendedores en el país. Además, el 55,4% de los nuevos autónomos son mujeres frente al 45,6% de hombres. Entre otros factores que describen el perfil del autónomo en España podemos mencionar:

  • Edad: suelen tenerentre 40 y 54 años. Emprendedores jóvenes, menores de 26 años sólo representan el 1,9% de los autónomos.
  • Sector: el comercio se lleva la medalla en cuanto a la actividad más desarrollada por los autónomos.
  • Antigüedad: la mayoría de los autónomos en España actualmente tienen más de 5 años de experiencia en su área.
  • Base de cotización: utilizan la base de cotización mínima del 86%.
  • Trabajadores: solamente 1 de cada 5 autónomos posee un trabajador a su cargo.

¿Cuánto cuesta ser autónomo?

Una de las obligaciones principales de los autónomos es cumplir con el pago mensual de la “cuota de autónomos” que suele variar cada año. Esta cuota corresponde a la Seguridad Social y cubre al trabajador independiente en caso de desempleo, enfermedades laborales, formaciones o accidentes.

Actualmente, los emprendedores que quieran hacerse autónomos cuentan con una ayuda inicial mientras su negocio toma forma. Se trata de la tarifa plana, la cual implica que un trabajador autónomo tiene que pagar únicamente 60 euros durante los primeros 12 meses de su ejercicio. Pasado este tiempo deberá tener todas las coberturas sociales, pagando por su cuota de autónomo el 30% de si base de cotización.

Obligaciones fiscales de los autónomos

Si te das de alta como autónomo debes saber que tendrás que pagar una serie de impuestos:

  • Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF): grava las rentas empresariales que obtiene el autónomo y puede elegir entre tres diferentes regímenes:
  • Estimación objetiva: corresponde el modelo 131 de pago fraccionado del IRPF. Determina el rendimiento neto tributario, tomando en cuenta parámetros como el número de empleados o la superficie del establecimiento. Los ingresos deben ser inferiores a los 250.000 euros anuales.
  • Estimación directa: hace un cálculo directo del resultado de tu actividad. En esta categoría se incluyen los autónomos que hayan facturado más de 600.000 euros durante el año anterior. Si el monto es menor, pasan a pagar el impuesto en la modalidad de estimación directa simplificada.
  • Impuesto al Valor Agregado (IVA): al ser un impuesto al consumo, recae sobre el consumidor final del bien o servicio que ofreces como trabajador por cuenta propia. El autónomo representa básicamente un intermediario entre Hacienda y el consumidor final.

Al trabajador por cuenta propia le corresponde pagar a Hacienda la diferencia entre el IVA que cobra a sus clientes y el que paga a sus proveedores. Este impuesto se paga cada tres meses y en caso de que trabajes con una Sociedad Mercantil, tienes la opción de pagar el impuesto de sociedades en vez del IRPF.

¿Una herramienta indispensable para trabajar de autónomo? Un programa de facturación. Con Billomat, que trabaja en la nube, siempre tienes a disposición tus presupuestos de clientes para tus citas fuera de la oficina y puedes hacer facturas en pocos segundos en cuanto hayas concluido un contrato o realizado un negocio. ¿Necesitas acceder a la información de tu cliente desde el tren o una cita de negocio? Simplemente accede a Billomat desde tu ordenador portátil. Pruébalo gratuitamente y déjate convencer: Probar gratis >>

Te recomendamos:

50% Rabatt bis 31.01.2022
auf unsere Jahrestarife mit dem Gutscheincode "MehrZeit2022"!