| 

¿Cómo llevar el control de stock de una empresa?

Ofrecer un servicio de calidad que te diferencie de la competencia va de la mano con llevar a cabo cada actividad de forma eficiente. Uno de los procesos más importantes de cualquier emprendimiento comercial es la correcta gestión del stock que evita pérdidas en las ventas.

Cualquier incongruencia en el stock afecta directamente al cliente. A veces suele pasar que los consumidores eligen un producto que ya no está en existencias y no lo saben hasta que se disponen a comprarlo. A pesar de que existen programas en los que puedes avisar a tu cliente cuando esté disponible el producto nuevamente, esto sin duda genera frustración.

Si se gestiona correctamente el stock de una tienda online o física, no tienen por qué ocurrir estos problemas. Así puedes mantener una buena imagen de tu empresa de cara al cliente. Es por ello que en este artículo te mostraremos todo lo que necesitas saber para gestionar el stock de tu compañía de la mejor manera.

Cómo funciona el control de stock
El control de stock hace referencia a la gestión de la mercancía que existe en un almacén y sirve para tener una visión global de los productos que tiene una empresa.

¿Qué es el stock?

El stock de una empresa está conformado por todos aquellos bienes terminados, sin terminar o bajo inspección de calidad que serán vendidos a los clientes. No se mide únicamente en unidades sino también en términos monetarios. Casi siempre se hace referencia al stock y al inventario de forma indistinta, pero no significan lo mismo.

Cuando hablamos de un inventario, nos referimos no solo a los bienes que están destinados a la venta sino también a los medios de producción, como plantas y maquinarias.

En este caso, el control de stock son todos aquellos esfuerzos para gestionar y organizar toda la mercancía que existe en un almacén y que está destinada a la venta. Su principal fin es ofrecer el mejor servicio de suministros posibles al cliente, garantizando que pueda acceder al producto que necesita a tiempo y de la mejor manera.

Se trata también de tener una visión 360° de los productos que tienes y cómo están distribuidos. Decirlo suena fácil, pero, llevar un control de los productos que pides a tus proveedores y toda la mercancía que va saliendo no siempre es sencillo.

Las ventas finalmente serán decisiones de los consumidores pero buen control de stock implica buscar el punto de equilibrio entre tener siempre mercancía disponible sin sobrepasarnos.

¿Por qué se necesita un control de stock?

No podemos saber a ciencia cierta cuántos productos venderemos. Por ello es súper importante mantener un nivel mínimo de existencias que evite que perdamos una venta debido a una ruptura de stock.

Tampoco es conveniente sobrepasarse y contar con un exceso de stock si no posees un espacio acondicionado para ello, con la certeza de que los productos se venderán. De otro modo podrías igualmente tener pérdidas por deterioro u obsolescencia.

Con un buen control de stock, no solo mejorarás tu servicio al cliente, también será beneficioso para tu empresa por estas razones:

  1. Uso eficiente de tus recursos: no más mercancía obsoleta que ocupa un espacio importante en los almacenes. Un buen control de inventario te dirá cuándo debes llevar a cabo una acción de marketing para promover la venta de un producto o si es momento de liquidar alguna mercancía para venderla más rápido.
  2. Ahorra en gastos de almacenaje: optimizar tu stock y la distribución de la mercancía puede hacer que evites pérdidas por deterioro y que aproveches al máximo el espacio disponible.
  3. Tus ventas aumentarán: al momento de comprar el cliente se desmotiva mucho si descubre que el artículo no está en existencias. Estar preparado para tus clientes con un stock actualizado y organizado les brindará una excelente imagen de tu empresa.
  4. Ahorra tiempo: un stock desorganizado hará que tú y tus empleados pierdan tiempo cada vez que necesites vender un producto. Libera a tu equipo de esta carga de trabajo innecesaria a través de un mejor manejo del stock.

¿Cómo llevar el Control de Stock de una Empresa?

Existen diversas formas de gestionar, ordenar y mantener el stock de tu empresa. Sin embargo, te recomendamos lo siguiente:

1.     Realiza un control físico del stock

Se trata de llevar un recuento manual de tu mercancía en tus tiendas físicas y almacenes. Aunque sabemos que es un método obsoleto, es recomendable es hacerlo al menos una vez al año, para ajustar cualquier desequilibrio.

2.     Utiliza un software de control de stocks

Independientemente del tamaño de tu tienda, realizar un recuento completo de tus productos de forma periódica puede ser una tarea que ocupe mucho tiempo. Para ser más eficiente sin descuidar la gestión de tu mercancía existen sistemas informáticos personalizables que facilitan esta tarea.

Este método implica que debes hacer un inventario inicial en el que registres toda tu mercancía correctamente en el sistema, representando así el punto de partida para un control de stock digital. De esta forma cuando existan salidas y nuevas entradas de cada producto, el estado de tu stock se actualizará automáticamente.

Este tipo de sistemas te indica cuándo un artículo está próximo a agotarse, permitiéndote hacer los pedidos necesarios con antelación. Por supuesto, si combinas el método de control de stock físico y digital haciendo pequeños recuentos manuales, puedes corregir irregularidades en el sistema.

3.     Fija objetivos personalizados

Puede que tu empresa esté pasando por alguna necesidad especial que influya en la cantidad de stock que deseas mantener. Presta atención en esos detalles e inclúyelos en tu estrategia de control de stock.

4.     Identifica cada producto correctamente

El fin principal de una etiqueta es facilitar la identificación y ubicación de un artículo. Por ello asegúrate de que el etiquetado sea eficiente, útil y preciso para ubicar cada mercancía sin ningún tipo de errores.

5.     Anticipa la demanda de tu producto

Mantener tu stock en buen estado no es una tarea de último momento. Debes analizar en qué temporadas del año suelen incrementar tus ventas para reponer la cantidad necesaria de cada artículo.

Seguramente también existen fechas específicas en las que un producto destaca sobre otros. Probablemente no acertarás del todo, pero evitarás los desequilibrios más comunes al momento de gestionar un stock.

Te recomendamos:

DIFUNDE EL AMOR
¿Disfrutaste este artículo?
Aprenda aún más sobre finanzas y contabilidad cada semana.
¿Qué encontrarás en tu bandeja de entrada?
Una oportunidad para pensar de manera diferente sobre su trabajo y su contabilidad.
Conocimientos cuidadosamente seleccionados sobre el mundo de la contabilidad para inspirarte
Una visión diferente sobre lo que hace Billomat
Únase a nosotros para ver el mundo de la contabilidad a través de los ojos de quienes lo aman.
Tus configuraciones para los cookies de esta página web:

Selecciona cuál de los siguientes cookies la página web puede usar. Puedes cambiar los ajustes de nuevo en cualquier momento a través de nuestra política de privacidad.

Cambia tus preferencias de cookies con el control deslizante:
Necesario
Necesario
Estadísticas
Estadísticas
Confort
Confort
Targeting
Targeting
Top