| 

¿Cómo registrar una marca?

Una vez que decides emprender y diseñar un producto o servicio innovador, uno de los primeros aspectos en los que piensas es en su nombre o marca y cómo registrar esta marca. Este distintivo lo diferencia de la competencia y además será clave en tus esfuerzos para promocionar y comercializar tu propuesta.

Una marca no es solo un nombre sino también un elemento comunicativo que invita al usuario a elegirla por encima de la de sus competidores. Por sí solo le otorga al consumidor información vital sobre tu producto o servicio, se posiciona en su mente y hace que sea mucho más fácil de recordar.

Cómo registrar una marca
Antes de registrar tu propia marca deberías considerar algunos aspectos: piensa en un nombre original que llame la atención. Es importante que este nombre todavía no exista. También

¿Por qué es importante registrar tu marca?

Registrar una marca significa que posees los derechos exclusivos sobre ésta, independientemente de que se trate de un servicio, producto o herramienta digital. Esto quiere decir por más que se creen réplicas de lo que ofreces en el mercado, no podrán utilizar tu marca para comercializar dichos productos similares e incluso idénticos.

De utilizar tu marca registrada, tienes derecho a exigirle un pago compensatorio por daños y el cese de su uso. Sorprendentemente registrar tu marca no es un proceso obligatorio, pero querrás haberlo hecho una vez que tu negocio esté posicionado y alguien quiera aprovecharse de esto y usar tu marca sin tu autorización.

Además, el hecho de no registrarla puede hacer que debas renunciar a ésta si otro la registra primero que tú, aunque tu negocio se haya establecido antes. Esto indica que es un trámite que te ahorrará muchos disgustos en el futuro así que vale la pena hacerlo.

¿Quién puede registrar una marca?

Para registrar una marca en España, basta con ser una persona jurídica o física que posea nacionalidad española, permiso de residencia en el país o cuente con una industria que opere dentro del territorio. Quienes no pertenezcan a ningún estado de la Unión Europea deberán actuar a través de un agente de la propiedad industrial (API).

Trámites para registrar una marca

En primer lugar, debes saber que todos los modelo y papeleo necesarios para el trámite se encuentran en la web de la Oficina Española de Patentes y Marcas. Antes de iniciar cualquier proceso de solicitud, te recomendamos que verifiques en un informe previo si dicha marca ya se encuentra registrada y las opciones que están disponibles. A continuación los pasos para registrar una marca:

  1. Elige un nombre original: que llame la atención y que a la vez de a tu audiencia una idea de lo que ofrece tu empresa. Crea un listado de opciones alternativas para tenerlas de respaldo.
  2. Verifica que el nombre no se encuentre en uso: de ser así, prueba con los nombres provisionales que creaste anteriormente.
  3. Crea el diseño de tu marca: debes saber que en términos de diseño, tu marca puede adoptar tres modalidades:
  • Marca Denominativa: el distintivo de tu marca son letras y números donde el color y tamaño no son factores reivindicables.
  • Marca Gráfica: son aquellas empresas cuyo distintivo es un símbolo o un logotipo muy fácil de entender y asociar. Este diseño no lleva ningún tipo de texto.
  • Marca Mixta: es resultado de combinar elementos denominativos y símbolos. Son aquellas marcas que poseen un logo y a su vez van acompañadas del nombre de la marca que quieres proteger.
  1. Clasifica tu marca: para proteger una marca específica, debes asociarla a un tipo de producto o servicio. La clasificación NIZA se basa en un acuerdo de Clasificación Internacional de Productos y Servicios.

La protección de tu marca se limitará a los productos y servicios pertenecientes a la clasificación que le otorgues. Si quieres añadir más clasificaciones, debes saber que se incrementará el costo de las tasas de registro.

  1. Elabora y presenta la solicitud: deberás completar el formulario de registro de marca y pagar las tasas correspondientes para presentar tu solicitud ante la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) o en aquellos centros indicados para cada comunidad autónoma.
  2. Mantente atento a las actualizaciones: una vez que realices el trámite te proporcionarán el número de solicitud. A partir de ese momento debes hacer seguimiento al proceso y estar pendiente de todas las comunicaciones que te envíen.

Examinarán tu solicitud para verificar que todos los requisitos estén completos. De ser rechazada podrás pagar unas tasas y presentar una subsanación para dar continuidad al proceso.

Si resultó aprobada la solicitud, será publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) durante dos meses. De esta forma, otras empresas pueden presentar una oposición en caso de tener un registro de marca anterior que se vea amenazado por el tuyo.

Si tras este plazo no se presenta ninguna objeción y tampoco incurre en alguna prohibición de registro, se publicará finalmente el proceso terminado en el Boletín Oficial. A partir de este momento te otorgarán un título de concesión donde consta que tienes los derechos de tu marca.

  1. Renueva tu marca: debes saber que esta concesión tiene una duración limitada de 10 años. Para seguir teniendo los derechos debes repetir el proceso de nuevo 6 meses antes de que expire tu registro. Si lo realizas después de este plazo tus tasas pueden incrementar hasta en un 50%.

¿Qué costes conlleva registrar una marca?

El registro de marca denominativa, grafica o mixta tiene un coste de 144 euros si se trata de la primera clase solicitada. Si realizas el procedimiento por vía telemática gozarás de un descuento del 15%.

Si hablamos de una clase adicional, los costos alcanzan los 93 euros. El importe de estas tasas se renueva cada año, por lo que debes estar atento a la Ley de Presupuestos Generales del Estado y a la sección de Tasas OEPM.

¿Ya tienes tu propia marca con productos o servicios exclusivos? ¿Los quieres promocionar a través de una tienda en línea? Entonces te recomendamos usar un programa de facturación, tal como Billomat, que tiene incluido una interfaz al sistema de tienda Shopify. Con la conexión entre Shopify y Billomat, se pueden intercambiar los datos de ambos programas en tiempo real. Puedes hacer facturas para los productos que vendes en tu tienda en línea, e incluso automatizarlas. ¡La facturación nunca ha sido tan fácil! Pruébalo gratis durante 60 días o infórmate sobre todas las funciones de Billomat. Probar gratis >>

Te recomendamos:

SPREAD THE LOVE
¿Disfrutaste este artículo?
Aprenda aún más sobre finanzas y contabilidad cada semana.
¿Qué encontrarás en tu bandeja de entrada?
Una oportunidad para pensar de manera diferente sobre su trabajo y su contabilidad.
Conocimientos cuidadosamente seleccionados sobre el mundo de la contabilidad para inspirarte
Una visión diferente sobre lo que hace Billomat
Únase a nosotros para ver el mundo de la contabilidad a través de los ojos de quienes lo aman.
Articulos mas recientes
Tus configuraciones para los cookies de esta página web:

Selecciona cuál de los siguientes cookies la página web puede usar. Puedes cambiar los ajustes de nuevo en cualquier momento a través de nuestra política de privacidad.

Cambia tus preferencias de cookies con el control deslizante:
Necesario
Necesario
Estadísticas
Estadísticas
Confort
Confort
Targeting
Targeting
Top