Jeden Freitag: Kostenloser Buchhaltungs-Workshop von Billomat >>

Jetzt kostenlos teilnehmen
 | 

Diferencia entre patrimonio social y capital social de una empresa

La contabilidad es uno de los aspectos básicos de cualquier compañía, por eso es fundamental identificar y reconocer las diferencias entre el patrimonio social y el capital social. A simple vista puede parecer que ambos términos significan lo mismo. Sin embargo, la realidad es que el capital social únicamente representa una porción del total de una compañía.

De manera general cuando hablamos de patrimonio social nos referimos al conjunto de bienes y propiedades de una empresa, mientras que el capital social hace referencia a las aportaciones que realizan los dueños o socios de una compañía.

Diferencia entre patrimonio social y capital social
El patrimonio social se refiere al conjunto de bienes y propiedades que tiene una empresa. El capital social, a su vez, abarca las aportaciones que hacen los dueños o socios de una compañía.

¿Qué es el patrimonio social?

Según el modelo de negocio de una compañía, el patrimonio social son los recursos financieros y económicos que usa la empresa para lograr sus objetivos relacionados con los bienes o servicios que ofrece a los consumidores.

Para conocer el verdadero patrimonio social de una empresa es necesarios sumar los activos (como por ejemplo vehículos e inmuebles) y los derechos y restarle las obligaciones que tenga la compañía con terceros (por ejemplo hacer frente a las cuotas de un crédito). De esta manera se conocerá realmente el valor del patrimonio social.

¿Qué forma parte del patrimonio social?

Todos los activos y pasivos de una compañía. Es decir, el conjunto de todos los bienes, derechos y obligaciones de una persona física o jurídica. Dependiendo del modelo de negocio puede incluir:

  • Valorizaciones
  • Resultados del ejercicio
  • Revaloración del patrimonio
  • Capital social
  • Resultados de ejercicios previos
  • Dividendos y participaciones en acciones o cuotas
  • Reservas
  • Superávit del capital

¿Qué es el capital social?

El capital social hace referencia al dinero o bienes que aportan los socios de una sociedad. Su principal característica es que no ofrece el derecho a una devolución ya que una vez que se realiza la aportación se considera como capital social. En términos financieros se establece como un elemento pasivo ya que la empresa tiene una deuda pendiente con los socios que aportaron los recursos económicos y/o bienes.

Es imprescindible que el capital social se indique en los estatutos constitutivos de la compañía, así como en sus estatutos sociales. Si en algún momento determinado este capital social disminuye o aumenta, habrá que modificar estos estatutos para que quede constancia.

El capital social mínimo varía dependiendo de si se trata de una Sociedad Anónima (SA), 60.000 euros, o una Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL), 3.000 euros

¿Cuál es la diferencia entre patrimonio social y capital social de una empresa?

Para que a partir de ahora no tengas dudas entre estos dos conceptos, recuerda que cuando hablamos de capital social únicamente nos referimos al aporte económico o en forma de bienes que realizan los socios de la empresa y que desde que se firman los estatutos pasan a formar parte del patrimonio. Por lo tanto, es un pasivo y como tal la compañía contrae una deuda con los socios que aportaron los recursos necesarios para que la compañía pueda comenzar con sus actividades comerciales.

 Diferencia entre el patrimonio social y el patrimonio neto

El patrimonio neto de una empresa se calcula restando los activos menos los pasivos y como resultado dará el fondo del que dispone la compañía. Sin embargo, el patrimonio social incluye tanto a los activos como a los pasivos.

¿Cuándo se puede usar el capital social de una empresa?

Las aportaciones de los socios a una Sociedad Anónima o Sociedad de Responsabilidad Limitada estarán a disposición de la compañía cuando la sociedad esté debidamente registrada en el Registro Mercantil. Para ello habrá que contar con una cuenta bancaria en la que los socios puedan ingresar sus aportaciones. Una vez que la entidad bancaria valide este proceso, un notario podrá crear una escritura que constituya formalmente la sociedad para que se pueda registrar formalmente en el Registro Mercantil.

Ya sabes cómo establecer tu empresa desde un punto de vista organizacional y financiero, ¿lo único que te hace falta es llevar una buena facturación? Con Billomat, te facilitamos la tarea. Aprende cómo hacer facturas casi automatizadas con el programa, haz un seguimiento de las facturas pagadas / impagadas y envía recordatorios a tus clientes morosos. Si necesario, puedes descargar tus datos de factura de manera compacta a tu computadora para luego poder procesarlos en tu declaración fiscal o libros contables. Pruébalo ya: es gratuito, sin compromiso y sin riesgo. Probar gratis >>

Te recomendamos:

¿Disfrutaste este artículo?
Aprenda aún más sobre finanzas y contabilidad cada semana.
¿Qué encontrarás en tu bandeja de entrada?
Una oportunidad para pensar de manera diferente sobre su trabajo y su contabilidad.
Conocimientos cuidadosamente seleccionados sobre el mundo de la contabilidad para inspirarte
Una visión diferente sobre lo que hace Billomat
Únase a nosotros para ver el mundo de la contabilidad a través de los ojos de quienes lo aman.
Tus configuraciones para los cookies de esta página web:

Selecciona cuál de los siguientes cookies la página web puede usar. Puedes cambiar los ajustes de nuevo en cualquier momento a través de nuestra política de privacidad.

Cambia tus preferencias de cookies con el control deslizante:
Necesario
Necesario
Estadísticas
Estadísticas
Confort
Confort
Targeting
Targeting
Top