| 

Economía Colaborativa – ¿Qué es y cómo beneficiamos de ella?

Tal vez no hayas escuchado hablar sobre la economía colaborativa o la economía compartida, pero estamos seguros de que la has vivido de alguna manera. Esto debido a que involucra la participación de los ciudadanos de una forma peculiar en el desarrollo económico, integrándolos para vender o prestar bienes y servicios.
En este artículo de Billomat te contaremos todo lo que necesitas saber sobre el fenómeno de la economía colaborativa hoy en día y cómo nos podría afectar positiva o negativamente su auge.

Economía colaborativa
La economía colaborativa o sharing economy es un modelo económico en el que están involucrados los ciudadanos. Estos últimos ofrecen, alquilan, intercambian o venden bienes y servicios entre si.

¿Qué es la economía colaborativa?

La economía colaborativa o sharing economy se basa en ofrecer, alquilar, intercambiar, prestar o vender servicios entre individuos. También se le conoce como economía P2P “Peer to Peer”, porque ambas partes involucradas son particulares. Para que sea considerada como tal, generalmente requiere la presencia de una empresa intermediara que gestiona la actividad.
Las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación) han influido mucho en el crecimiento de la economía colaborativa porque permite que utilicemos herramientas como aplicaciones móviles o páginas web para conectar con las empresas que administran este tipo de servicios y con los particulares involucrados.

Tipos de economía colaborativa

Hablar de una clasificación dentro de la economía colaborativa puede ser un tema muy amplio, ya que solo basta con que un particular posea un activo que quiera prestar o alquilar a otro para que se considere como tal. Sin embargo, podríamos establecer que existen diferentes tipos de economía colaborativa de acuerdo al origen de la actividad:

• Sector de transporte

Este modelo de negocios consiste en compartir coche con otra persona y obtener un beneficio por ello, bien sea alquilándolo o siendo el propietario el chofer del mismo. Ejemplos de este tipo de economía colaborativa son modelos como Blablacar o Uber.

• Hospedaje

Esta modalidad es sin duda es una de los más populares y desarrolladas en los últimos años. Anteriormente alquilar o prestar una habitación e incluso tu sofá dentro de tu hogar a turistas o a amigos era algo que podías hacer a través de un acuerdo hablado. Sin embargo, plataformas como Airbnb han añadido formalidad a este proceso, permitiendo proteger legalmente a ambas partes y establecer un acuerdo válido.

• Sector financiero

La tecnología y redes sociales han permitido masificar las campañas de donación, ampliando mucho más el alcance de los mensajes sociales. Lo que no existía anteriormente era una plataforma digital que permitiera gestionar, difundir y promover este tipo de campañas, como lo hace la modalidad de Crowdfunding a través de sitios web como GoFundme.com.
No solo hablamos a nivel de donaciones, sino que ahora los particulares también pueden invertir en plataformas de contenido como Patreon o en proyectos de emprendedores.

• Artículos de segunda mano

Desde que puedes vender tu ropa, muebles o artículos de segunda mano a otros particulares en plataformas y aplicaciones móviles como Wallapop o eBay, estás haciendo uso de la economía colaborativa.

Beneficios de la economía colaborativa

Este tipo de actividades económicas está haciéndose un lugar dentro de la legislación para definir un marco normativo que facilite aún más el desarrollo de estas actividades. Entre los beneficios que podemos obtener, se encuentran:

• Genera oportunidades de ingreso y empleo para cualquiera que quiera prestar un servicio o un activo.

• Estas actividades suelen ser más accesibles económicamente para la población, ya que quienes participan son particulares y no empresas que deban incurrir en costos operacionales altos.

• Se multiplican las oportunidades de negocio porque no hace falta demasiados recursos para emprender con un modelo de economía colaborativa. De esta forma se pueden poner a prueba ideas sin la necesidad de arriesgar un enorme capital en ello.

Además, el acceso a financiamiento, ya no depende púnicamente de empresarios o entidades bancarias, sino que la sociedad misma puede aportar para llevar a cabo algún proyecto.

Posibles inconvenientes de la economía colaborativa

No todo es positivo dentro del auge de la economía colaborativa. Entre sus principales inconvenientes podemos destacar:

• Falta de regulación que genera monopolios, competencia desleal y grandes desigualdades al no existir un marco jurídico que determine este tipo de actividades. Tal es el caso del sistema de taxis tradicional y plataformas como Uber y Cabify.

• Los consumidores muchas veces están desprotegidos ante los proveedores de estos servicios, ya que en muchos casos las plataformas solo se limitan a intermediar entre ambas partes. A falta de responsabilidad legal puede prestarse para situaciones riesgosas entre las partes.

• El manejo de los datos de los usuarios no siempre es el adecuado debido a la falta de regulaciones.

¿Qué tanto peso tiene la economía colaborativa?

De acuerdo a un informe realizado por la escuela de turismo de Ostelea, el auge del consumo colaborativo es más importante de lo que creemos. Los ingresos mundiales generados por esta actividad, ascienden a 335 milliones de dólares  para el año 2025. (Ver informe aquí)

De acuerdo a un reporte de la Fundación EY, en consorcio con Adigital, FEF, CREO y COTEC, se espera que en España la economía colaborativa represente un 2,9% del PIB de la nación, siendo el doble para el 1,4% que representaba en el año 2018. Si tan solo en el sector de transporte se prevé que la facturación aumente un 30% para el año 2021.

Entre algunos ejemplos de modelos de economía colaborativa exitosos debemos nombrar a dos grandes plataformas:

• AirBnb:

Una empresa a través de la cual puedes ser anfitrión y recibir a huéspedes en tu hogar o planificar tu viaje y elegir un alojamiento de bajo costo. En muchos casos es más práctico y puede ser igual de cómodo que un hotel. Tanto el pago como la reserva se gestionan a través de su página web donde ambas partes pueden dejar comentarios sobre su experiencia.

• Uber:

Nació como una empresa estadounidense que desarrolló una aplicación a través de la cual propietarios de vehículos pueden compartir su coche y transportar pasajeros. Ha tenido mucha polémica este sistema a pesar de que se realizan continuas mejoras para garantizar la seguridad de los usuarios y conductores.
Sin embargo, la inmediatez del servicio, precios y en muchos casos comodidad, lo hace preferible a los servicios tradicionales de taxis.

Tal vez tu negocio no cae bajo la categoría de la economía colaborativa y tienes que hacer facturas regularmente para los productos o servicios que vendes de forma tradicional. Te recomendamos usar un programa de facturación que te facilita el proceso de la facturación entera, desde la creación de tus facturas, hasta el envío de éstas – y, si fuera necesario, el proceso monitorio de tus facturas pendientes. Confía en Billomat, pruébalo gratis por 60 días y entérate de lo genial que es un programa de facturación. Probar gratis >>

Te recomendamos:

¿Disfrutaste este artículo?
Aprenda aún más sobre finanzas y contabilidad cada semana.
¿Qué encontrarás en tu bandeja de entrada?
Una oportunidad para pensar de manera diferente sobre su trabajo y su contabilidad.
Conocimientos cuidadosamente seleccionados sobre el mundo de la contabilidad para inspirarte
Una visión diferente sobre lo que hace Billomat
Únase a nosotros para ver el mundo de la contabilidad a través de los ojos de quienes lo aman.
Tus configuraciones para los cookies de esta página web:

Selecciona cuál de los siguientes cookies la página web puede usar. Puedes cambiar los ajustes de nuevo en cualquier momento a través de nuestra política de privacidad.

Cambia tus preferencias de cookies con el control deslizante:
Necesario
Necesario
Estadísticas
Estadísticas
Confort
Confort
Targeting
Targeting
Top