03. Ene 2016 | Emprendimiento

El arte de innovar por Guy Kawasaki

Innovar puede llegar a ser un arte y Guy Kawasaki lo sabe y además nos sugiere 10 mandamientos para acercarnos un poco más a esta realidad. Kawasaki es el actual «jefe evangelista» de Canva, herramienta de diseño online. Aparte de esto, administra el Wikimedia foundation, y es autor de varios libros que trata temas sobre redes sociales, innovación y marketing. Por otro lado, fue uno de los responsables en hacer despegar a Apple y fue en este periodo cuando empezó a ser conocido y destacar por su trabajo. Kawasaki popularizó la palabra evangelista dentro del mundo de los negocios, refiriéndose con ella a aquellas personas que creen puramente en un producto y lo defienden y lo difunden de manera altruista.

El arte de innovar por Guy Kawasaki
Innovar es producir y generar nuevas sensaciones.

Guy da alrededor de 50 conferencias al año, que están relacionadas con la innovación, redes sociales, evangelismo y emprendimiento. Sus principales clientes son Apple, Nike, Gartner, Audi, Google, Microsoft y Beitling. En una de sus muchas charlas, habla sobre el arte de innovar y cómo dar un valor adicional a tu producto o servicio además de a tu cliente. Menciona diez puntos que resultarán útil a aquellas personas que estén reflexionando sobre la innovación:

Producir sensaciones

Recuerda que las grandes empresas son generadoras de sentidos. Por ejemplo, Nike con su nueva línea de zapatillas para mujeres en las que vende poder y liberación. Por lo tanto, centra tu atención en que tu producto o servicio transmita sensaciones.

Sesgar clientes

Esto sucede en la vida diaria: no podemos caer bien a todo el mundo y si nos esforzamos en hacerlo caeremos en la falsedad y en la mediocridad. Este comportamiento se asemeja mucho al mundo de los negocios. Busquemos nuestro nicho de mercado y centrémonos en un tipo de cliente. Una vez hecho esto cuidémoslo. Contentar a todo el mundo nos llevará al fracaso, así que ten en mente un tipo de público y ve a por el.

Actualízate constantemente

No te estanques en una idea. Tener un negocio significa que el producto original nada tendrá que ver con lo que fue una vez creado. Recuerda: «nada permanece, todo cambia». No podemos ir en contra de los ciclos de cambio naturales y para saberlo mejor, pregunta a tu cliente que es lo que necesita o quiere. Tu cliente si lo gestionas bien podrá ser tu mejor baza, así que defínelo y cuídalo para saber cómo renovarte continuamente.

La regla del 10/20/30

Sigue esta regla en una presentación de Power Point, dónde será muy útil tener 10 diapositivas que no duren más de veinte minutos y que no tenga un tamaño de letra menor a 30 puntos.La capacidad humana no puede entender más de 10 conceptos en una reunión, y además si no se reducen a diez conceptos la presentación, es mejor no presentar nada. Lo ideal y lo que quieren escuchar los capitalistas son estos diez conceptos:

  1. El Problema
  2. Tu solución
  3. El modelo de negocio
  4. Ventaja Competitiva
  5. Marketing y ventas
  6. Competencia
  7. El Equipo
  8. Proyecciones Financieras
  9. Situación Actual y Programa de avance
  10. El Resumen y la necesidad de la acción

Todo esto tendrá que explicarse en veinte minutos y si todo va bien será ideal que se deje los 40 minutos restantes al debate.

  • Definámonos nosotros. La mayoría de las empresas se define por aquello que hace y no por el beneficio que genera al cliente. La verdadera innovación es cuando nos saltamos las curvas, y no cuando nuestro cambio se reduzca en mejorar un 10 o un 15%. Para saltarnos las curvas necesitamos ir más allá, y saber y hacer saber el beneficio que lo que hacemos genera en nuestro cliente.
  • Ofrecer funcionalidades exclusivas. Los diseños deben ser inteligentes y debemos complementarlos también con soporte y servicio, además de dotarlo con un diseño elegante.
  • No intentes buscar la perfección de tu producto. Muchos productos se les puede aplicar mejoras, pero no por eso han dejado de salir a la luz. El primer Mac tenía muchas cosas que se le podía mejorar, pero estableció cómo sería el futuro de la computación personal.

Billomat folgen: