| 

¿Qué es el emprendimiento social?

La sociedad se mantiene en un cambio constante, por lo que sus hábitos de consumo evolucionan y con ello, las empresas deben replantearse objetivos y estrategias. Actualmente ha habido una revolución en cuando al objetivo principal de una empresa; ya no apunta solo a la reducción de costos y maximización de beneficios, sino a satisfacer las necesidades de los usuarios.

De esto se trata el emprendimiento social, una nueva visión empresarial en la que se busca solucionar un problema o necesidad de la sociedad a través de la figura de una empresa. Al tener un carácter social, el hecho de percibir beneficios económicos no es la prioridad.

Sin embargo, no debe confundirse con una asociación sin ánimos de lucro que no busca beneficios económicos en lo absoluto. En el emprendimiento social se entiende que el empresario necesita obtener beneficios para subsistir, pero que el fin de su emprendimiento no es facturar por encima de todo como lo haría una empresa convencional.

Un emprendimiento social fija una serie de pautas éticas, medioambientales y sociales a través de las cuales opera. Se enfocan en crear una propuesta de valor que ocupa el primer lugar dentro de sus prioridades.

Si estás interesado en saber más sobre los emprendimientos sociales, no dejes de leer este artículo de Billomat en el que te explicaremos todo lo que necesitas saber para unirte a la nueva esencia empresarial.

Emprendimiento social
El emprendimiento social es una forma de economía en la que no son los beneficios de la empresa los que tienen la máxima prioridad sino el cumplimiento con ciertas pautas éticas, medioambientales y sociales. (Imagen © pexels)

Ventajas e inconvenientes del emprendimiento social

Muchas personas piensan que es un modelo inviable, al ser muy complicado obtener beneficios y mantener un compromiso con el ambiente y la sociedad. Sin embargo, el desarrollo sustentable es un tema que preocupa a todos y las empresas deben reafirmar su compromiso social sin dejar de ser rentables.

Como todo modelo de emprendimiento, debemos destacar que engloba una serie de ventajas e inconvenientes que debes sopesar a la hora de tomar una decisión.

Ventajas

  • La sociedad ve a un emprendimiento social como una empresa que es capaz de resolver un conflicto común, ofreciendo una propuesta de valor a su entorno.
  • Son protagonistas en el progreso social de una comunidad y en la mejora de su calidad de vida.
  • Te permitirá mantenerte a la vanguardia en la industria a la que perteneces y sobre la cual ofreces soluciones. A través de la innovación, obtienes el reconocimiento y respeto de la sociedad y de la comunidad empresarial.
  • Permite el desarrollo de proyectos destinados a concretar causas sociales y así recibir beneficios económicos y sociales.
  • A través de la innovación de un emprendimiento social, puedes dejar un legado para futuros emprendimientos.
  • Los emprendimientos sociales crean puestos de trabajo en comunidades donde antes quizás no existía un determinado tipo de industria.

Inconvenientes

  • Si el emprendedor social no desarrolla una empatía con la problemática que está solucionando, es muy probable que el emprendimiento fracase. No se trata de encontrar una oportunidad de negocios, sino un problema desatendido que requiera una solución urgente.
  • Se debe tener un conocimiento claro de las distintas formas de obtener financiamiento. Una de las principales razones por las que no prosperan los emprendimientos sociales se debe a los obstáculos para obtener recursos financieros por parte de instituciones e incubadoras de proyectos.
  • Muchos países carecen de figuras legales especializadas que les permitan a los emprendedores sociales tener incentivos fiscales y les faciliten el acceso a la inversión.
  • Si no existe el mismo nivel de compromiso por parte de todos los socios del emprendimiento social, es muy probable que haya confusión en cuanto a la filosofía y distribución de las responsabilidades de cada miembro. La idea es que aporten valor al equipo y se enfoquen en maximizar el impacto de su proyecto dentro de la sociedad.

Tipos de Emprendimiento Social

Todos los emprendimientos sociales tienen en común un alto nivel de conciencia social. Sin embargo, podríamos clasificarlos en categorías como:

·       Emprendimiento profesional

Son aquellas iniciativas emprendidas por expertos en su área que prestan sus conocimientos para resolver alguna problemática común. Aunque formen parte de una organización o manejen un emprendimiento propio, lo que los diferencia del resto es sus capacidades y preparación previa en alguna materia.

Un ejemplo pueden ser los abogados y psicólogos que prestan sus servicios de forma gratuita en alguna ONG de atención a inmigrantes.

·       Emprendimientos que buscan concientizar

Son aquellos que defienden una serie de ideales e intentan crear conciencia a la sociedad sobre alguna problemática a fin de cambiar una conducta o hábito en específico. Los grupos ambientalistas son un excelente ejemplo porque buscan minimizar el impacto de nuestras actividades y utilizar de forma eficiente los recursos del planeta.

·       Emprendimiento social a partir de una empresa

No todos los emprendimientos sociales se constituyen como tal. A veces las empresas comunes deciden llevar a cabo campañas sociales temporales y con un objetivo específico. Por ejemplo, cuando un supermercado ofrece descuentos en bolsas reutilizables para evitar el consumo masivo de bolsas de plástico desechables.

En este caso no se intenta convencer a nadie directamente, sino que el cliente recibe un beneficio por colaborar con la causa social.

·       Fusión de una empresa y una organización sin ánimos de lucro

Muchas empresas deciden apadrinar o patrocinar organizaciones sin ánimos de lucro para cumplir con su compromiso social dentro de la comunidad. En este caso, no podemos decir que la empresa se ha transformado un emprendimiento social, ya que su objetivo sigue siendo la producción de beneficios. La diferencia es que destina parte de esos beneficios al desarrollo de una asociación que sí tiene como único interés la solución de un problema social.

Se puede afirmar que este tipo de emprendimiento social es más una especie de punto de encuentro o colaboración entre ambas asociaciones, en donde cada una cumple con sus objetivos por los que fue fundada en un principio.

También existe otro tipo de clasificación, donde se toman en cuenta aspectos como:

  • Esencia del emprendimiento: si se trata de un proyecto de innovación, probablemente enfocará sus esfuerzos en investigar y mantenerse actualizado con las últimas tendencias para resolver la problemática.

Mientras que si hablamos de un emprendimiento enfocado en la resolución de una necesidad, se centrará en buscar las herramientas y medios necesarios para hacerlo, utilizando métodos ya comprobados.

  • Tipo de financiamiento: si los recursos financieros provienen de instituciones públicas o privadas.
  • Cantidad de participantes: si se trata de un emprendimiento social individual o colectivo.

¿Cómo crear una empresa social?

Crear un emprendimiento social sigue las mismas directrices que cualquier otra empresa, con la diferencia de que debes mantener siempre el objetivo social del negocio. Te recomendamos que sigas estos pasos para darle forma a tu idea:

  • Identificar una problemática real que quieras solucionar, basada en una investigación seria.
  • Para que tu proyecto sea validado y considerado rentable, debes asegurarte de que genere un impacto en las tres áreas más importantes:
  • Económica
  • Social
  • Ambiental
  • Elegir el tipo de emprendimiento social que quieres llevar a cabo para conocer la figura jurídica que lo respalda.
  • Toma en cuenta la comunidad autónoma donde quieres establecer el domicilio de la empresa social, ya que de acuerdo a la misma, se regirá por diferentes normativas.
  • Conseguir capital inicial y diseñar mecanismos de reinversión a través de alternativas como :
    • Crowdfunding: financiamiento a través de la cooperación colectiva de organizaciones o personas que se sientan identificadas con la causa.
    • Créditos especializados.
    • Créditos otorgados por instituciones públicas.
    • Alianzas con empresas privadas.
  • Identificar otros sectores que padezcan la misma problemática a fin de aumentar el impacto de tu propuesta.
  • Proteger legalmente tu idea a través de las licencias, patentes y permisos que correspondan.

Te recomendamos:

SPREAD THE LOVE
¿Disfrutaste este artículo?
Aprenda aún más sobre finanzas y contabilidad cada semana.
¿Qué encontrarás en tu bandeja de entrada?
Una oportunidad para pensar de manera diferente sobre su trabajo y su contabilidad.
Conocimientos cuidadosamente seleccionados sobre el mundo de la contabilidad para inspirarte
Una visión diferente sobre lo que hace Billomat
Únase a nosotros para ver el mundo de la contabilidad a través de los ojos de quienes lo aman.
Articulos mas recientes
Tus configuraciones para los cookies de esta página web:

Selecciona cuál de los siguientes cookies la página web puede usar. Puedes cambiar los ajustes de nuevo en cualquier momento a través de nuestra política de privacidad.

Cambia tus preferencias de cookies con el control deslizante:
Necesario
Necesario
Estadísticas
Estadísticas
Confort
Confort
Targeting
Targeting
Top