25. Jul 2019 |

¿Qué es la inversión del sujeto pasivo en el IVA?

Lo primero que hay que tener en cuenta para entender el concepto de inversión del sujeto pasivo en el IVA es saber diferenciar entre el contribuyente y el sujeto pasivo. El contribuyente se responsabiliza de la carga del impuesto y el sujeto pasivo es quien tiene que cumplir con la obligaciones fiscales. En el caso del IVA el sujeto pasivo es la compañía que presta el servicio o vende el bien y tiene la obligación de encargarse de la liquidación del impuesto.

Cuando se habla de inversión del sujeto pasivo se indica que la condición de sujeto pasivo se efectúa en la persona que recibe la operación (el destinatario). Esto quiere decir que generalmente el sujeto pasivo es la persona jurídica o física que crea y emite el IVA para el cliente para ir recaudando este tributo y entregarlo a Hacienda cada cierto tiempo.

Inversión del sujeto pasivo
Inversión del sujeto pasivo signifia que la compañía que presta el bien o servicio se encarga de la responsabilidad fiscal, es decir, emite el impuesto sobre el valor añadido (IVA). (Imagen © unsplash)

¿En qué operaciones se debe aplicar la inversión del sujeto pasivo?

Hay que tener en cuenta que el primer requisito es que el destinatario debe ser un profesional o empresario (persona jurídica o física); es decir, la inversión del sujeto pasivo no se puede hacer con un particular. Las operaciones posibles se basan en lo que indica el artículo 84.2º de la Ley de IVA:

  • Al tratarse de prestaciones de servicios cuyo fin son los derechos de emisión de gases de efecto invernadero.
  • Al tratarse de operaciones de entrega de oro sin trabajar o artículos de oro semi elaborado con un mínimo de 325 milésimas.
  • En entregas relacionada con paladio, plata y platino; ya sea semi labrado, en polvo o en bruto.
  • Cuando quien emite la factura es un profesional o empresario que no se encuentra establecido en el territorio donde se aplica el IVA (sin incluir Ceuta, Melilla y las Islas Canarias).
  • Si se trata de la construcción o rehabilitación de un edificio o la urbanización de terrenos, es posible que se aplique en ciertas ejecuciones de obra.
  • En el caso de reventa de tabletas, consolas de videojuegos, ordenadores portátiles y teléfonos móviles. Sin embargo la base imponible de la operación debe superar los 10,000 euros.

En los tres casos siguientes se aplica la inversión del sujeto pasivo en entregas de inmuebles:

  • Cuando la entrega inmobiliaria se realiza durante un proceso concursal.
  • En determinadas ventas de terrenos rústicos y cuando el promotor de la venta de las edificaciones no es profesional o empresario.
  • Cuando se produzca una ejecución hipotecaria.

Cómo facturar con inversión de sujeto pasivo

En la inversión de sujeto pasivo debes tener en cuenta que tu factura debe emitirse sin que el IVA repercuta en la factura porque será el cliente quien declare y se haga cargo del tributo. Asimismo, en la factura debe aparecer claramente que la operación incluye un supuesto de inversión del sujeto pasivo según el artículo 84.2º de la Ley de IVA.

En cuanto al total de la factura, no habrá repercusión del IVA de ser igual a la Base Imponible y la cantidad a abonar no debe incluir el IVA ya que el destinatario será quien se ocupe de su liquidación ante Hacienda. Recuerda que aunque no hay que incluir el IVA en la factura, en el modelo 303 de IVA habrá que indicar los importes de la venta; así como en el modelo 390 que hace referencia al resumen anual.

Recibir factura con inversión de sujeto pasivo

Si eres el destinatario de una factura con inversión de sujeto pasivo, debes hacerte cargo de la autoliquidación del IVA. Es decir, en el modelo 303 de la declaración trimestral debes incluir la cantidad correspondiente al IVA de la operación en los apartados de IVA Deducible e IVA Devengado (también se deben declarar en el modelo anual 390).

En este caso el destinatario tiene la ventaja de que su desembolso final será inferior al de otra operación regular. El importe que se debe abonar al emisor de la factura no debe incluir el IVA.

Infracciones en operaciones con inversión de sujeto pasivo

Las infracciones en las que se puede incurrir por presentar una declaración errónea se suelen relacionar con la no comunicación de la aplicación o de la inversión del sujeto pasivo en la/s operación/es. En este caso, Hacienda puede indicar que el destinatario será responsable de la deuda por la declaración indebida de las operaciones y los perjuicios económicos que se ocasionaron.

Ya que sabes un poco más sobre la facturación y el IVA, te invitamos a conocer el programa de facturación Billomat. Se trata de un programa en la nube, disponible desde cualquier lugar y dispositivo, que te ayuda en tu facturación del día al día. Haz facturas, presupuestos, confirmaciones de pedido y recordatorios de pago para todos tus clientes registrados en tu base de datos personal. Si te interesa trabajar en equipo con tus colegas, tampoco hay problema: Billomat apoya a varios colaboradores dentro del programa, de modo que podáis compartir el trabajo. Pruébalo gratuitamente y sin compromiso alguno durante nuestra fase de prueba. Probar gratis >>

Te recomendamos:

Billomat folgen: