| 

Salario mínimo 2019 en España

La crisis económica del 2008 afectó drásticamente a la economía española. Además del aumento de número de desempleados y una importante emigración de la población española y residentes legales, uno de los aspectos donde más se notó esta crisis fue en la congelación de los sueldos. Hasta ese año el salario mínimo se situaba alrededor de los 600 euros, haciendo que muchas familias apenas tuvieran para cubrir sus necesidades básicas (especialmente en las urbes grandes). Hoy, en el año 2019, contamos con un salario mínimo en España de 900 € mensuales, más dos pagas extraordinarias. El salario mínimo anual asciende a 12.600 €.

El nuevo gobierno formado a mediados del 2018 decidió atajar esta situación a finales del año pasado con la aprobación del Real Decreto 1462/2018, publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que indica una subida del 22% del salario mínimo para acercarnos un poco más a potencias europeas como Alemania, Francia y Reino Unido. Para saber en qué puesto se sitúa España en el ranking europeo, sigue leyendo este artículo de Billomat.

  1. ¿Qué es el salario mínimo?
  2. ¿Sobre la base de qué criterios se fija el salario mínimo?
  3. ¿Cuánto es el SMI en el 2019 en España?
  4. Ranking del SMI español dentro de la U.E.
  5. Evolución del SMI en los últimos años
  6. Consecuencias positivas y negativas del salario mínimo
Salario mínimo en España 2019
El salario mínimo en España es la cantidad mínima que debe recibir un trabajador cada mes, con el fin de cubrir las necesidades básicas. El salario mínimo de España se sitúa en el puesto 8 dentro del ranking europeo. (Imagen © unsplash)

¿Qué es el salario mínimo?

Para evitar una desigualdad de salarios, el salario mínimo es la cantidad de dinero mínima que debe percibir un trabajador cada mes según lo que estipule la ley vigente de cada país. Esta cantidad se calcula según el número de horas trabajadas y debe cubrir las necesidades básicas de un hogar para vivir una vida digna.

En el caso de España, representa la cantidad retributiva mínima bruta que legalmente tiene que recibir mensualmente un trabajador independientemente de su edad o sexo y en 14 pagas; ya sean temporero, eventual o fijo.

¿Sobre la base de qué criterios se fija el salario mínimo?

En España el gobierno realiza consultas a las principales organizaciones empresariales y sindicales (como UGT y CC.OO.). También tiene en cuenta cuál es la productividad promedio nacional, la situación económica actual y el índice de precios al consumo (IPC).

Aunque cada país tiene libertad absoluta para usar sus propios criterios, la mayoría de los países tienen en cuenta dos métodos que se ofrecen desde la Organización Internacional del Trabajo (OIT):

  • Recopilación de estadísticas. Se recopilan datos sobre el sueldo más bajo dentro de un rango determinado para hallar un mínimo promedio.
  • Evaluación del costo de vida. Se tienen en cuenta las necesidades básicas de un trabajador para poder cubrir el costo de la vida de la región/país en el que vive.

¿Cuánto es el SMI en el 2019 en España?

Según el Real Decreto 1462/2018, publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), el salario mínimo en España es de 900 euros mensuales más dos pagas extraordinarias. Por lo tanto, el salario anual mínimo incluyendo las dos pagas extraordinarias (14 sueldos) es de 12.600 euros.

El salario mínimo diario en 2019 queda fijado en 30 euros; las empleadas de hogar no pueden percibir menos de 7.04 euros por hora; y en el caso de los temporeros el salario mínimo queda establecido en 42.62 euros por jornada.

Ranking del SMI español dentro de la U.E.

Aunque esta cifra a algunos trabajadores le puede parecer suficiente o innecesaria según su situación personal, veamos cómo se compara el salario mínimo de España con el de otros países europeos:

  1. Luxemburgo: 2.071 euros
  2. Irlanda: 1656 euros
  3. Holanda: 1.616 euros
  4. Bélgica: 1.594 euros
  5. Alemania: 1.557 euros
  6. Francia: 1.521 euros
  7. Reino Unido: 1.453 euros
  8. España: 1.050 euros (promedio mensual de 14 pagas)
  9. Grecia: 684 euros
  10. Portugal: 600 euros
  11. Polonia: 523 euros

Evolución del SMI en los últimos años

La subida del salario mínimo interprofesional ha sido una de las principales demandas de la sociedad española al gobierno durante los últimos años. En el 2008 este sueldo se situaba en los 600 euros y tras varios años de quejas debido a la situación por la que estaba atravesando el país, consiguió alcanzar los 650 euros en el 2015.

Pero la primera subida importante sucedió en 2017 cuando se aumento un 8% para situarse en los 707.60 euros. En el 2018 subió otro 4% para llegar hasta los 735.90 euros. Y con el regreso del partido socialista de Sánchez en el 2018, el salario mínimo interprofesional en 2019 se situó en los 900 euros gracias a una subida del 22%.

Consecuencias positivas y negativas del salario mínimo

  • Aunque el SMI combate la desigualdad de salarios, los sindicatos UGT y CC.OO. han indicado que todavía está lejos de los 1.000 euros netos que se recomiendan en la Carta Social Europea y que firmó España.
  • Los empresarios han expresado durante todo este año sus quejas por la imposición de este nuevo salario mínimo ya que les imposibilita hacer frente a nuevas contrataciones.
  • Las personas beneficiadas con este aumento de sueldo han manifestado que percibir un salario superior ha aumentado su nivel de vida.
  • Después de aplicar el nuevo SMI el Banco de España rebajó en tres décimas la previsión de creación de empleo.
  • Sectores relacionados con las áreas de servicios, limpieza, agrario o comercio minorista han manifestado que les restringe llevar a cabo sus actividades laborales con normalidad.
¿Tu salario depende en gran medida de proyectos y pedidos para los que debes cobrar dinero? Mediante las facturas casi automatizadas de Billomat la facturación y el cobro de pagos se vuelven un juego de niños. En un primer paso, solo necesitas introducir los datos de tus clientes en la base de datos. Luego, puedes adaptar los tipos de impuesto que requieres para tu facturación, como por ejemplo el IVA, el IRPF o impuestos individuales. En un tercer paso puedes hacer tu factura y, durante este proceso, auto-completar los datos necesarios como los detalles del cliente, los impuestos o el concepto de la factura, de modo que el trabajo se haga casi por si mismo. Atrévete ya y prueba nuestro programa de facturación Billomat gratuitamente. Nos alegramos de conocerte personalmente: Probar gratis >>

Te recomendamos:

¿Disfrutaste este artículo?
Aprenda aún más sobre finanzas y contabilidad cada semana.
¿Qué encontrarás en tu bandeja de entrada?
Una oportunidad para pensar de manera diferente sobre su trabajo y su contabilidad.
Conocimientos cuidadosamente seleccionados sobre el mundo de la contabilidad para inspirarte
Una visión diferente sobre lo que hace Billomat
Únase a nosotros para ver el mundo de la contabilidad a través de los ojos de quienes lo aman.
Tus configuraciones para los cookies de esta página web:

Selecciona cuál de los siguientes cookies la página web puede usar. Puedes cambiar los ajustes de nuevo en cualquier momento a través de nuestra política de privacidad.

Cambia tus preferencias de cookies con el control deslizante:
Necesario
Necesario
Estadísticas
Estadísticas
Confort
Confort
Targeting
Targeting
Top